miércoles, 9 de septiembre de 2009

DE PROFESIÓN ACTOR/MÚSICO O VICEVERSA (Semanario Urbe issue# 652)


Durante los años sesenta existía una pandilla de excelsos músicos/actores llamados The Rat Pack conformada por Frank Sinatra, Sammy Davies Jr., Dean Martin, Joey Bishop y Peter Lawford.
Este clan logró perpetuarse junto a los grandes del cine por películas como Ocean’s Eleven , también fueron los reyes del swing, sus espectáculos musicales en la ciudad de Las Vegas eran éxito de taquilla e incluso lucharon contra las políticas de segregación racial exigiendo en sus shows la apertura de las puertas al público afroamericano, tomando en cuenta que Sammy era de color.
The Rat Pack inspiró a muchos actores a explotar su talento en la música, estimularon el nacimiento de una nueva camada de versátiles artistas capaces de hacerlo todo. Sin embargo, no todos los actores pueden cantar y no todos los músicos pueden actuar.
Es interminable la lista de actores que flirtean con la música: Bruce Willis, Eddie Murphy, Russell Crowe, Kiefer Sutherland, Keannu Reeves, Steven Seagal, Scarlett Johasson –aunque su nuevo sencillo Relator junto Pete Yorn no suena tan mal-, Gwyneth Paltrow, Don Johnson, recientemente Leighton Meester de Gossip Girl, Joaquin Phoenix y mi favorito Mark Wahlberg, mejor conocido como Marky Mark. En Latinoamérica tenemos casos similares como Viviana Gibelli, María Conchita Alonso, Carlos Mata, Alicia Machado, Gaby Spanic, Carlos Montilla, Thalía, Carlos Ponce, Carolina Sabino, los RBD, el fallecido Eduardo Palomo y Fernando Carrillo -además de activista politíco-.
Otros lo hacen porque el personaje lo requiere como John Travolta, Nicole Kidman, Michael J. Fox, Ewan McGregor, Reese Witherspoon, Zac Efron, Kate Winslet, por mencionar algunos.
En el pasado quedaron esos años en que los músicos se limitaban a cantar, mientras un actor se convertía en el protagonista de su canción. Desde el éxito de Thriller los videos musicales se han convertido en cortometrajes, obligando a los interpretes a pulir sus dotes actorales. Producto de este fenómeno algunos músicos han decidido empacar su dignidad y probar suerte en la actuación Madonna, Bon Jovi, Fergie, Will.I.am, Gene Simmons, Bob Dylan, Tom Waits, Mick Jagger, David Bowie, Lila Morillo, El Puma, Chayanne, Ricky Martin, Britney Spears, Mariah Carey, Justin Timberlake –aunque como host de SNL logra salir victorioso-, Diego Torres, Anthony Kiedis, entre otros.
Son pocos los que han logrado la transición con fortuna como es el caso de Ludacris, Jared Leto, Jennifer López, Jamie Foxx, Will Smith, Eminem, Beyoncé, Jennifer Hudson y en Venezuela, Guillermo Dávila, Budú, Trece, el Nigga y Roque Valero.
Para este año se espera un gran éxodo de talentos de la música urbana de nuestro país hacía la gran pantalla, cuando Bostas Brain, Cotur, Nacho, Franco, Apache, Rekesón y Gabylonia junto a muchos otros debuten en la película “Son de la calle” de Julio Bolívar. ¿Quién sabe sí se convertirán en nuestro Rat Pack de la música urbana?

2 comentarios:

Nohemi Dicuru dijo...

Milla Jovovich no hace tan mal lo de la cantada como Gael García ;)
A Carla Bruni lo que le falta es actuar...

Manuel Angel Redondo dijo...

¿Son de la Calle? como diría un amigo mío, ¿Dónde está mi Glock?